Cómo defender a sus hijos del ciberacoso escolar o ciberbullying

Abril 30, 2011 | Autor: | Publicado en Familia y crianza

El acoso escolar es una dolorosa realidad para niños y jóvenes que se ha trasladado con preocupante fuerza al escenario de las relaciones virtuales por internet. Cobijados por el anonimato, muchos acosadores llevan a extremos de sufrimiento a sus víctimas, difundiendo burlas o rumores, que en algunos casos terminan en deserción escolar y hasta en suicidio. ¿Qué hacer? Estas recomendaciones son esenciales para defender a sus hijos del ciberacoso, también conocido como ciberbullying.

  1. Esté atento a señales de alerta: depresión en casa, pérdida del interés en actividades sociales con los amigos, súbita aversión a la internet y baja repentina en el rendimiento escolar, entre otros sucesos o conductas extrañas que usted juzgue fuera de lo común.
  2. Manifiéstele a su hijo o hija, víctima del ciberacoso, todo su respaldo. Hágale sentir que es posible ponerle fin a la pesadilla partiendo de la confianza y la acción conjunta.
  3. Si el ciberacoso que se origina en un centro de educación, póngase en contacto con las autoridades del mismo y exponga su caso. Muchas veces el acoso virtual es sólo un reflejo de un drama de acoso real mucho peor.
  4. Por ningún motivo le indique a la víctima que destruya los mensajes o el material agraviante. En la legislación de la mayoría de los países ya se contemplan sanciones para los ciberacosadores, razón por la cual es importante conservar pruebas de sus acciones. Expertos en informática forense pueden usarlas para determinar ubicación e identidad de quien ha perpetrado los ataques.
  5. Recomiende con mucho énfasis evitar caer en la trampa de la provocación respondiendo al fuego con más fuego. En tales circunstancias es fácil pasar de víctima a victimario, pues al intentar devolver el golpe, se puede afectar la vida y honra de personas inocentes. Es muy común que los ciberhostigadores asuman la identidad de otros para crear conflictos y obtener las reacciones airadas o desesperadas de quienes son blancos de su crueldad.

Autor:

Este autor ha publicado 15 Cómos. Próximamente más información acerca de este autor.

Agregue un comentario

Otros Cómos de ‘Familia y crianza’