8 claves para convertirse en jardinero exitoso

Abril 30, 2011 | Autor: | Publicado en Hogar y jardín

Sacar adelante su propio jardín puede convertirse en una de las experiencias más gratificantes de la vida. Como en toda actividad, se aprende de los errores y se mejora con la práctica. Para que evite las causas más comunes de frustración y transite por el camino del éxito en la jardinería, lo invitamos a considerar las siguientes claves:

  1. Planifique la distribución del espacio y acondiciónelo antes de sembrar. Anticipe el aspecto y los posibles problemas que podría tener cuando crezcan las plantas. Si siempre ha soñado con tener un árbol de mango pero su espacio es pequeño, considere otras alternativas porque sus imponentes raíces desplazarán lo que se ponga en su camino.
  2. Limpie de forma meticulosa la tierra. No cometa el error de sólo sepultar las malas hierbas, porque seguramente crecerán de nuevo y serán más difíciles de erradicar porque tendrá que cuidarse de no hacerle daño a sus plantas. Arránquelas de raíz  a las invasoras y remueva la tierra completamente para asegurarse de que no queda ningún vestigio.
  3. Aprenda a seleccionar sus plantas de acuerdo con su zona geográfica y a las características del suelo disponible. Asesórese en viveros y sitios especializados para conocer las plantas que sí prosperan en las condiciones climáticas que imperan en su jardín. Sepa de antemano cómo protegerlas y manejarlas cuando se produzcan cambios estacionales.
  4. Sea sabio para regar. Así como debe determinar las necesidades de sol y sombra de sus plantas, conozca cuál es la frecuencia ideal de riego. En algunas especies, es tan importante la hora del día como la cantidad de agua que se suministra. Tenga en mente que en jardinería todo exceso se paga. Si usted es seguidor de la filosofía de que “es mejor que sobre a que  falte” sepa que muchos especímenes se echan a perder por exceso de agua.
  5. Maneje con prudencia los fertilizantes y sea plenamente consciente de sus propiedades y efectos, si decide usarlos. Un caso típico de las consecuencias del desconocimiento, es lo que ocurre cuando se fertilizan rosales con productos ricos en nitrógeno. Se obtienen arbustos con hojas de color verde intenso pero carentes de capacidad para producir rosas. Antes de considerar opciones químicas, dele oportunidad a alternativas orgánicas como la composta o las tierras enriquecidas que ofrecen en algunos viveros.
  6. Mantenga a raya las plantas invasoras. Sea diligente en removerlas cuando aparezcan los primeros brotes. Escarbe periódicamente alrededor de sus platas para retardar la aparición de maleza.
  7. Adquiera y siembre sólo las plantas que es capaz de cuidar. Algunas especies demandarán de usted mucho más tiempo y en algunos casos lo podrán a sudar. Por ejemplo, para que los naranjos den fruto hay que permitirles alcanzar un tamaño considerable, por lo que tendrá que estirarse o usar pequeñas escaleras en el momento de podarlos. Además, sus espinas pueden ser un serio obstáculo para llevar a cabo el mantenimiento.
  8. Elimine enemigos sin descartar aliados. No todo lo que se mueva o vuele en su jardín debe ser aniquilado. No todas las hormigas comen  hojas ni todo lo que se arrastre es una amenaza. De hecho, algunos bichos como los gusanos de tierra, las arañas y las abejas, favorecen el desarrollo del jardín y hasta pueden hacerse cargo de insectos que realmente pueden causar daños en él.

Autor:

Este autor ha publicado 15 Cómos. Próximamente más información acerca de este autor.

Agregue un comentario