Cómo escribir entradas de blog que cautiven

Abril 26, 2011 | Autor: | Publicado en Internet

Sin restricciones de tiempo ni preocupaciones de espacio todo parecería indicar que en Internet no hay que preocuparse por los límites. El papel virtual parece infinito. No obstante, en la red, donde todo es medible, los estudios han demostrado que los internautas tienen hábitos de lectura y consulta muy diferentes a los que asumen frente a medios tradicionales como televisión o prensa. La posibilidad de saltar rápido de un lugar a otro, obliga a quienes escriben blogs a ser más eficientes y breves en su estilo de comunicación. Las siguientes pautas le serán muy útiles para lograr ser más leído y mejor recibido.

  1. Piense bien el título de su entrada. Seleccione cuidadosamente sus palabras teniendo claro que en estas primeras líneas sus lectores deciden si se quedan o se van. Además, el título es determinante en el posicionamiento del artículo en los motores de búsqueda, por lo cual es importante pensar en términos de palabras claves.
  2. Haga de su primer párrafo algo memorable. Empiece contando una historia que atrape, lance un dato sorprendente, haga que su lector abra los ojos. Evite las frases comunes y fáciles que producen bostezos.
  3. Escriba de forma breve y simple. Exprese ideas en párrafos cortos y sin palabras rebuscadas. Cuanto más rápido fluyan sus ideas en el texto, más posibilidades tiene de conservar la fidelidad de sus lectores. La entrada ideal tiene un máximo de 400 palabras, entre las cuales debe incluir palabras relevantes para escalar posiciones en los resultados de las búsquedas.
  4. Ofrezca más hechos que opiniones. En lo posible, respalde todo lo que diga e indique fuentes de verificación para sus afirmaciones. Esto sin duda reforzará su credibilidad.
  5. Sugiera complementos para su texto, bien sea de su propio blog o también de fuentes externas.
  6. En lo posible, anuncie o insinúe antes del final un posible desarrollo de lo que sigue, a fin de que sus lectores estén atentos a su próximo artículo.
  7. Finalmente, revise con mucho cuidado su redacción y su ortografía. Si es posible, deje su texto en remojo. Cuando pasa algún tiempo y vuelve a leer lo escrito descubre errores que se le pasaron o mejores formas de expresar lo dicho.

Autor:

Este autor ha publicado 15 Cómos. Próximamente más información acerca de este autor.

Agregue un comentario