Cómo evitar los cálculos renales

Agosto 16, 2011 | Autor: | Publicado en Salud y nutrición

Dicen quienes lo han vivido que el descenso de los cálculos renales por el estrecho conducto de la uretra produce uno de los dolores más agudos e insoportables que un ser humano pueda padecer. Y más allá de la dolorosa experiencia, los cálculos pueden comprometer seriamente la funcionalidad de los riñones. En vista de la crucial importancia de estos órganos le ofrecemos a continuación pautas sencillas y efectivas para  mantenerlos sanos y libres de cálculos.

Consejos:

  1. Consuma agua en abundancia. Si bien es cierto que las bebidas que se toman a diario proveen una importante cantidad de líquido, lo recomendable es que además de este aporte se consuman al menos 2 litros y medio de agua pura cada día. Esta ración puede dosificarse a lo largo de la jornada y equivale aproximadamente a ocho vasos de agua de tamaño promedio.
  2. Evite los excesos de proteína y los alimentos saturados de calcio. Aunque los cálculos renales pueden tener orígenes diferentes (algunos son resultados de exceso de calcio y otros por acumulación de ácido úrico) lo cierto es que una dieta moderada puede prevenir cualquier tipo. Como norma general, evite consumir alimentos ricos en oxalatos, tales como chocolate, derivados de la leche, té o tomates. También póngale límite a las de carnes y  las proteínas de origen animal.
  3. Aumente sus consumos de alimentos ricos en fibra y disminuya al más bajo nivel la ingesta de sal.
  4. Maneje con moderación el alcohol, especialmente la cerveza, porque al contrario de la creencia, según la cual ésta ayuda a evacuar los cálculos del riñón, su consumo continuo puede acelerar la formación de cristales que son resultado de la transformación del alcohol en azúcar.
  5. Incluya en su dieta diaria frutas reconocidas por sus propiedades diuréticas tales como manzana, naranja, uva, sandía, y níspero.

Autor:

Este autor ha publicado 15 Cómos. Próximamente más información acerca de este autor.

Agregue un comentario