Cómo dar una mala noticia

Tener la responsabilidad de dar una mala noticia puede ser tan agobiante como recibirla. Despidos, fallecimientos y hasta diagnósticos fatales hacen que el portador de un mal anuncio padezca más con la tarea de comunicarlo que con el hecho mismo. Cuando el deber es ineludible, considere estos principios para minimizar el impacto lo que tiene que decir.

  1. Maneje la situación en un espacio tranquilo. Invite a la persona con quien hablará a sentarse en un lugar cómodo, preferiblemente aislado. Procure no dar las malas noticias en pasillos, lugares concurridos o en presencia de extraños.
  2. Identifique y convoque a posibles apoyos. No en todas las situaciones es apropiado estar a solas para comunicar un hecho lamentable. Quien acaba de saber la verdad, podría soportar mejor el peso de la realidad si cuenta con alguien cercano para consolarse o compartir el dolor.
  3. Evite en lo posible manifestaciones emotivas que auguren sufrimiento. Aunque usted tenga sentimientos involucrados, intente transmitir fortaleza y serenidad con su expresión corporal y con el tono de su voz. Evite frases comunes que puedan ser mal interpretadas o que den lugar a una sensación anticipada de pena.
  4. Si es procedente, establezca primero lo que sabe la persona sobre las circunstancias para que ella misma elabore su marco referencial. Haga pocas preguntas para abordar el hecho infortunado:  Qué sabe del estado del paciente, cuánto conoce de la situación de la empresa, cuál ha es su cercanía con un familiar… Estas preguntas serán el iniciador natural de la conversación y le permitirán entrar de lleno en su mensaje sin rodeos innecesarios.
  5. Comunique la noticia, de la forma más natural y concreta posible. Asumiendo una actitud neutral, hable con objetividad y de manera sencilla. Transmita lo ocurrido sin eufemismos y no incurra en el error de empezar con frases como “Lamento mucho tener que informarte…” o “Me pesa tanto tener que decirte…”
  6. Espere la respuesta emocional y ofrezca su apoyo. Luego de llegar al centro de la conversación, conviene que usted haga una pausa. Así dará pie para que la persona afectada le responda o manifieste su sentir. Sí hay lugar a ello, ofrézcale el respaldo que realmente esté en capacidad de brindar. Muchas veces el mejor apoyo consiste en ofrecer su silencio para facilitar el desahogo de su interlocutor.

Cómo ganar dinero con Internet

Parece una publicidad engañosa, pero en la actualidad existen millones de personas que se ganan la vida trabajando desde su casa conectados a Internet desde su PC.
Muchas tareas que se ofrecen en la red sí son engañosas, pero existen sitios serios en todo el mundo que filtran las ofertas y es en ellos donde se pueden conseguir las mejores oportunidades laborales. A continuación le detallamos algunas formas de cómo ganar dinero con Internet.

  1. Internet ofrece la posibilidad de ganar dinero subiendo archivos a servidores para que otras personas en todas partes del mundo descarguen esta información y por cada descarga que se realiza de este archivo que hemos subido, ese servidor nos paga unos centavos (visto a pequeña escala no sería conveniente, sin embargo, los usuarios de Internet realizan millones de descargas diarias… así que si multiplicamos un centavo por un millón…). En estos casos lo importante es ofrecer material original que hayamos realizado nosotros sobre el tema que deseemos. Podemos incluso escribir un libro y publicarlo online y que se nos pague por las descargas del mismo.
  2. Hay empresas que pagan porque leamos publicidad o completemos encuestas. Si tenemos algún otro tipo de conocimiento informático más avanzado (por ejemplo si sabemos diseñar sitios web o escribimos, o somos fotógrafos) podemos conseguir trabajos  para realizar desde nuestra casa. Incluso hay puestos de trabajo online para realizar las tareas de moderador en diferentes foros. La lista sigue y es infinita.
  3. El gran primer paso que debemos dar si queremos realizar este tipo de trabajo es saber qué es lo que deseamos hacer, qué habilidades tenemos para hacerlo y cuánto tiempo disponemos para ello.
  4. Una vez que nos hemos enfocado en nuestro objetivo lo más importante en estos casos es buscar en el navegador las ofertas en este ámbito que encontremos, incluso hay sitios que nos orientan al respecto. Una de las bolsas de trabajo más  respetadas  y seguras es www.trabajofreelance.com  Uno se registra allí, y revisa según el área de especialización que tenga cuales son las ofertas disponibles. Si nos contratan, deberemos pagar al servidor una comisión mínima por el contrato que hemos ganado.
  5. También podemos crear una página en Internet alojándola en un servidor gratuito y ofrecer desde allí nuestros servicios al mundo.

Estas son solo algunas de las maneras, como lo indicamos anteriormente, que la web ofrece en un mundo virtual de posibilidades para los que buscan una posibilidad laboral a realizar desde la comodidad de su hogar.

Cómo comprar el mejor hosting

Para comprar el mejor hosting para tu sitio web, empieza por determinar cuáles son tus necesidades. De acuerdo con ellas, puedes hospedar tu página en un hosting gratuito —que se sostiene con la publicidad desplegada en tu sitio— o con uno comercial. Por otro lado, si deseas hospedar una tienda electrónica, entonces consulta con el proveedor si ofrece alguna solución de comercio electrónico y de protección de los datos personales de tus clientes.
Si quieres saber cómo comprar el mejor hosting, sigue las siguientes instrucciones.

Instrucciones

  1. Consulta la garantía de confiabilidad. El proveedor debe ofrecer la garantía de que el servicio es confiable y rápido. En la actualidad, los proveedores ofrecen una garantía de que el sitio web estará operando en condiciones óptimas el 99% del tiempo. Para comprar el mejor hosting, exige una garantía similar o mayor. Incluso, algunos de ellos tienen la política de ofrecer un pequeño reembolso al cliente si el sitio funciona por debajo de ese porcentaje.
  2. Investiga el ancho de banda que ofrece. El ancho de banda es la cantidad de datos que el servidor transfiere al navegador de una computadora cuando una persona visita el sitio web. Hay muchos proveedores de hosting que ofrecen un ancho de banda ilimitado. Sin embargo, en el contrato del servicio el ancho de banda ilimitado siempre se define como alguna cantidad específica de gigabytes. Por ello, al contratar un hosting insiste en que te aclaren cuál es el ancho de banda máximo que te ofrecerán. Además, si tu sitio se excede del ancho de banda mensual, el proveedor te realizará un cargo extra.
  3. Contrata el espacio en disco adecuado. La mayoría de los sitios web no llegan a ocupar 20Mb de espacio en el servidor. Por ello, si crearás una página web pequeña, no adquieras un plan para comprar una gran cantidad de espacio en disco. Sin embargo, si piensas que tu sitio web crecerá mucho en el futuro cercano, compra un poco más de espacio en disco para la expansión.
  4. También debe ofrecer cuentas de correo electrónico. Si quieres tener una cuenta de email con el dominio de tu página, el servicio debería proveerte con un software para ello y una cierta cantidad de cuentas (por lo general, 10 como mínimo). Además, esta aplicación debería permitirte configurar un autorrespondedor, reenviar los mensajes a otra cuenta de correo o acceder al email por medio de un programa como Microsoft Outlook o Mozilla Thunderbird.
  5. Investiga sobre el soporte técnico. Si el sitio web es vital para tu trabajo, entonces es necesario que el proveedor te ofrezca soporte técnico 24/7. Si es posible, investiga en Internet si el proveedor que te interesa tiene una reputación de atender rápidamente a sus clientes.
  6. Averigua si tiene un panel de control. El servicio debe proporcionarte algún tipo de panel de control que te permita como webmaster administrar el sitio web. De lo contrario, tendrías que llamar al proveedor cada vez que tuvieras que gestionar el sitio, como por ejemplo, si quisieras cambiar una clave de acceso, o crear una cuenta de correo electrónico con tu dominio.

Cómo comparar dos columnas en excel o hallar la intersección de dos conjuntos.

Algunas veces tenemos que comparar dos columnas con información parecida en excel. Deseamos saber que elementos de una columna están presentes en otra y cuáles no. Esta fórmula te ayuda a encontrar la intersección de dos conjuntos.

Aquí te mostramos dos métodos para hacerlo. Como ejemplo nos proponemos solucionar este problema.
Queremos saber qué países del listado de Países de América están en el listado países de América del Sur.

Países de América Países de América del sur
Argentina
Bolivia
Brasil
Canadá
Chile
Colombia
Costa Rica
Cuba
República Dominicana
Ecuador
El Salvador
Guatemala
Haití
Honduras
Jamaica
México
Nicaragua
Panamá
Paraguay
Perú
Trinidad y Tobago
Estados Unidos
Uruguay
Venezuela
Argentina
Bolivia
Brasil
Chile
Colombia
Ecuador
Paraguay
Perú
Uruguay
Venezuela

Primer método: En tu hoja de excel.

  1. Hay que tener las dos columnas A (Países de América) y C (Países de América del Sur) con los datos ordenados alfabéticamente.
  2. En la columna B que está vacía copia la siguiente fórmula en la primera celda.
    • En español:  =SI(ESERROR(COINCIDIR(A1,$C$1:$C$10,0)),””,A1)
    • En inglés: =IF(ISERROR(MATCH(A1,$C$1:$C$10,0)),””,A1)
    • En alemán: =WENN(ISTFEHLER(VERGLEICH(A4;$C$1:$C$20;0));””;A4)

    Esta fórmula busca si el elemento de la columna A está en el grupo de la columna C con la función COINCIDIR.
    La función ESERR verifica si la anterior función devolvió error o no
    y si no devolvió error, es decir, el elemento está presente, lo imprime.

  3. Aplica la fórmula a las otras casillas en la columna B y listo.

Segundo método: Házlo online.

  1. Entra al sitio:
    http://xlcomparator.net
  2. Sube tus dos archivos con tus dos columnas y compáralos.

Puedes utilizar estos sencillos métodos para extraer por ejemplo de una lista de precios un determinado pedido y muchas otras cosas.

Cómo comprar una cámara digital

Las cámaras digitales son muy comunes hoy en día. Sin embargo, son pocas las personas que saben qué buscar para comprar una cámara adecuada a sus necesidades.
Si no sabes cómo comprar una cámara digital, sigue las instrucciones de esta guía para encontrar la mejor para ti.

Instrucciones

  1. Decide qué tipo de cámara necesitas. Para comprar la mejor cámara digital para ti, considera el uso que le darás. Si eres artista o un reportero gráfico, tus necesidades serán diferentes a si solamente quieres una cámara para tomar fotografías en tus fiestas o reuniones con familiares y amigos. Si eres un aficionado, quizás solamente requieres de una cámara muy sencilla, con la que apuntes y dispares, en lugar de una cámara profesional.
  2. Considera los megapíxeles. Aunque no determinan toda la calidad de tus fotografías, los megapíxeles son importantes si piensas que en algún momento puedes imprimir una foto. La mayoría de las cámaras actuales por lo menos traen 5 megapíxeles de resolución, lo que es suficiente para imprimir una foto de tamaño normal.
  3. Confirma que la cámara tenga zoom óptico. Algunos fabricantes ofrecen zoom digital muy grande con un zoom óptico muy reducido. Sin embargo, el zoom óptico es el decisivo para obtener fotografías de calidad. Para comprar la mejor cámara digital para ti, ignora el zoom digital y busca una cámara con un zoom óptico de por lo menos 3X.
  4. Angulo que abarca el lente. También tienes que considerar si el lente de la cámara abarca un ángulo muy amplio, en caso de que quieras tomar una foto a un paisaje o a un grupo de personas. Lo ideal es que el lente cubra un ángulo de 28 milímetros.
  5. Confirma que tus accesorios sean compatibles con tu nueva cámara. Si has comprado algún flash externo o trípode, asegúrate de que sean compatibles con la cámara que te gusta. Con la mejor cámara digital para ti, podrás aprovechar al máximo tus accesorios.

Cómo buscar pareja sin esfuerzo

Si has estado soltero por algún tiempo, quizás no sepas con claridad qué hacer para buscar pareja. Para que este proceso sea sencillo e incluso placentero, tienes que realizar algunos cambios en tu actitud que te harán una mejor persona y te ayudarán a disfrutar más la vida. De esta forma, si te sientes más a gusto contigo mismo, las mujeres llegarán a tu vida de forma natural.
Si no sabes cómo buscar pareja sin esfuerzo, sigue estas instrucciones.

Instrucciones

  1. Determina qué es lo que quieres. Para buscar pareja decide qué quieres en una mujer y cuál es el tipo de relación que te gustaría mantener, ya sea una relación pasajera o duradera, de acuerdo con tu edad y tus experiencias en la vida. Lo fundamental es que sepas cuáles son los rasgos de carácter que te interesan en una mujer y salgas con chicas de ese tipo. No pierdas tu tiempo saliendo con mujeres que no se ajusten a lo que quieras. Si tú no deseas algo formal, no salgas con una chica que sí quiere una relación seria.
  2. Búscate un hobby. Practica actividades que te gusten y que a la vez sean populares entre las mujeres. Puedes practicar natación, yoga o algún baile. Si no llegas a conocer a una chica que te guste, por lo menos aprenderás alguna actividad que mejorará tu valor ante ellas. Para buscar pareja, evita practicar actividades que te disgusten solamente porque conocerás chicas. Esto te mantendrá tenso y, además de que no disfrutarás el momento, ellas notarán tu estrés. Y el estrés no es sexy.
  3. Ve al gimnasio. Si has descuidado tu cuerpo por algún tiempo, ya es hora de que hagas ejercicio con regularidad. Si bajas de peso y mejoras tu aspecto, lucirás más atractivo para las mujeres. Además, los gimnasios también pueden ser un lugar para conocer personas y buscar pareja.
  4. Rodéate de mujeres. No necesariamente deben tratarse de chicas en las que tengas algún interés romántico. Puede tratarse de tus amigas. Es importante mantenerte rodeado de mujeres, pues ellas se sienten atraídos hacia los hombres que demuestran que saben cómo tratarlas.
  5. Sé amigable. Para buscar pareja tienes que estar abierto a nuevas experiencias y aprender a ser amigable. Puedes comenzar conversando brevemente con gente en la tienda o en la calle (no tienen que ser mujeres atractivas). La idea es que aprendas a mostrarte relajado en cualquier sitio y con deseos de conectar con otras personas. Esto te permitirá conectar con mujeres que te gusten en otras situaciones.

Cómo disecar o deshidratar los alimentos

Los alimentos disecados naturalmente son muy ricos en proteínas, ya que conservan las mismas propiedades de los frescos, pero concentrados. Existen en la actualidad muchos procesos para extraer la humedad de ellos, algunos mecánicos (hornos) y otros químicos, pero yo me inclino por los más tradicionales y antiguos como el solar, ya que es en el que se pierden menos nutrientes (de hecho no se pierde casi ninguno). En pocos pasos, le enseraremos cómo se disecan los alimentos.

Preparación:

  1. El secado de cualquier alimento (la carne, la fruta o los vegetales) requiere de un factor fundamental, varios días consecutivos de sol y temperaturas de aproximadamente 30 grados con una humedad menor al 20 %, es decir que tratamos de realizar este proceso en una zona tropical o subtropical sería muy difícil de llevar a cabo.
  2. Es necesario un cajón de madera con perforaciones en sus lados bien limpio cubierto por un vidrio en la parte superior y con listones de madera separados entre sí en la parte inferior para permitir que el aire corra fluidamente a través de él. En algunos lugares, la carne se sala y se cuelga en tiras hasta que se seca, convirtiéndose en “charqui”.
  3. En el caso de la carne y los chacinados (salamines, jamones, carne seca) el proceso consiste en dejarlos en un ambiente cerrado y seco (no expuesto al sol pero con ventilación) colgado para que se deshidrate. El tiempo para las carnes y los fiambres varía de acuerdo al tipo de producto que deseemos “secar”.
  4. La fruta y los vegetales suelen lavarse antes del secado con agua con sal para evitar que se enmohezca.
  5. Dejamos la fruta al sol durante unos 8 a 10 días. Después de esto, si el clima ha colaborado, ya tendremos nuestros frutos secos cuya cantidad será equivalente  al 20 % del peso inicial.

Las zonas más apropiadas para este tipo de tareas son las semidesérticas o cuyo nivel de humedad ambiente sea mínima y estable.

Cómo extraer los drivers o controladores de su computadora usando DriverMax

En alguna ocasión todo usuario de computadoras ha tenido que enfrentar la indeseable tarea de reinstalar su sistema operativo y más si se trata de Windows. El procedimiento puede pasar del tedio al pánico cuando se descubre que los discos que contienen los controladores o drivers están extraviados. Aunque buscarlos en internet es una alternativa, esto puede tardar mucho y se corre el riesgo de descargar archivos erróneos o con virus.
Por fortuna, la solución es que antes de desinstalar el sistema operativo (y como medida preventiva aunque este procedimiento no se vaya a hacer) ejecute la aplicación DriverMax, que de una manera muy efectiva y segura extrae de su sistema todos los controladores. Para usar DriverMax siga los siguientes pasos:

  1. Descargue la aplicación desde http://www.drivermax.com. Es completamente gratuita pero sólo es efectiva en versiones del sistema operativo Windows.
  2. Guarde el instalador en una ubicación segura y ejecútelo haciendo doble clic.
  3. Acepte los términos y condiciones y proceda a pulsar next hasta que aparezca el botón install. Haga clic sobre él.
  4. Al finalizar el procedimiento, DriverMax tomará algunos minutos analizando su sistema para identificar sus drivers.
  5. Para hacer una copia de seguridad de los controladores, abra el programa recién instalado y haga clic en el apartado Drivers backup and restore.
  6. Presione el enlace backup drivers y dé clic en next para iniciar la búsqueda.
  7. En la pantalla desplegada al finalizar de la recopilación oprima el botón  select all, y haga clic en next.
  8. Escoja a continuación la ruta y la carpeta en la que DriverMax guardará sus controladores. De nuevo, next.
  9. Durante algunos minutos el programa mostrará barras azules de progreso para indicarle el estado de la operación. Cuando termine, haga clic en close y salga de la aplicación.
  10. Guarde la carpeta en un disco diferente al del sistema, un CD-ROM o en una memoria externa para que tenga a mano sus drivers en caso de emergencia.

 

Cómo evitar los cálculos renales

Dicen quienes lo han vivido que el descenso de los cálculos renales por el estrecho conducto de la uretra produce uno de los dolores más agudos e insoportables que un ser humano pueda padecer. Y más allá de la dolorosa experiencia, los cálculos pueden comprometer seriamente la funcionalidad de los riñones. En vista de la crucial importancia de estos órganos le ofrecemos a continuación pautas sencillas y efectivas para  mantenerlos sanos y libres de cálculos.

Consejos:

  1. Consuma agua en abundancia. Si bien es cierto que las bebidas que se toman a diario proveen una importante cantidad de líquido, lo recomendable es que además de este aporte se consuman al menos 2 litros y medio de agua pura cada día. Esta ración puede dosificarse a lo largo de la jornada y equivale aproximadamente a ocho vasos de agua de tamaño promedio.
  2. Evite los excesos de proteína y los alimentos saturados de calcio. Aunque los cálculos renales pueden tener orígenes diferentes (algunos son resultados de exceso de calcio y otros por acumulación de ácido úrico) lo cierto es que una dieta moderada puede prevenir cualquier tipo. Como norma general, evite consumir alimentos ricos en oxalatos, tales como chocolate, derivados de la leche, té o tomates. También póngale límite a las de carnes y  las proteínas de origen animal.
  3. Aumente sus consumos de alimentos ricos en fibra y disminuya al más bajo nivel la ingesta de sal.
  4. Maneje con moderación el alcohol, especialmente la cerveza, porque al contrario de la creencia, según la cual ésta ayuda a evacuar los cálculos del riñón, su consumo continuo puede acelerar la formación de cristales que son resultado de la transformación del alcohol en azúcar.
  5. Incluya en su dieta diaria frutas reconocidas por sus propiedades diuréticas tales como manzana, naranja, uva, sandía, y níspero.

Cómo personalizar la apariencia del navegador Firefox

El navegador del zorro, que por su estabilidad y seguridad le arrebata cada vez más usuarios a Internet Explorer,  brinda ahora a sus seguidores la opción de personalizar su apariencia para disfrutar de una experiencia visual más placentera. Ponerle un “nuevo traje” a Firefox es muy sencillo:

Instrucciones:

  1. Antes que todo, asegúrese de tener actualizado su navegador Firefox. La versión 4.0 permite usar la extensión Personas Plus que tiene múltiples ventajas.
  2. Visite el sitio “Personas para Firefox” (http://www.getpersonas.com/es/). Busque y oprima un vistoso botón verde que iniciará la instalación de  Personas Plus. Firefox pedirá su autorización para proceder y le indicará que debe reiniciar el navegador.
  3. Hecho esto, puede regresar a la página desde la cual descargó este complemento o bien puede buscar en la esquina inferior derecha del navegador un ícono con la imagen de un zorrito. Haga clic y verá que se despliega un menú con diferentes opciones, entre ellas la lista de categorías para que elija el tema de su gusto. Este método tiene a su favor que, al pasar el puntero del mouse sobre las alternativas emergentes, Firefox le permitirá tener una vista previa de su aspecto sin aplicarlas definitivamente. Cuando esté seguro de cuál usar, haga clic en ella. Si quiere encontrar personas relacionadas con un tema específico, como por ejemplo su serie favorita de televisión, regrese a la página principal de Personas Firefox y ejecute una búsqueda en el cuadro de la esquina superior derecha.
  4. En los resultados de búsqueda o en la categoría elegida, podrá ver un mosaico de vistas previas junto al nombre de cada persona. Pase el puntero del mouse sobre los gráficos y podrá ver dos botones: usar y detalles. Oprima detalles si desea saber más de ese tema. Al hacer clic en usar, instalará definitivamente la persona elegida y así le dará así un toque personal a la apariencia de su Firefox. Si en algún momento quiere retirar el diseño, solo tiene que ir de nuevo a la esquina inferior derecha del navegador, hacer clic en el ícono del zorrito y elegir la opción “predeterminado”.