Archivo de la categoría: Carreras, empleo y trabajo

Cómo conseguir trabajadores freelance en Internet

Si tienes tu propia compañía, Internet te permite acceder a una fuerza de trabajo capacitada y global a un menor costo. Muchas pequeñas y medianas empresas no tienen el presupuesto para contratar empleados fijos, por lo que se ven en la obligación de contratar freelancers para tercerizar algunas labores.
Si deseas conseguir trabajadores freelance en Internet y no sabes cómo hacerlo, sigue estas instrucciones.

Instrucciones

  1. Ubica un mercado freelance. Para buscar empleados freelance, tienes que encontrar un mercado freelance. Internet pone a tu disposición distintos sitios web que, a cambio de una comisión, ponen en contacto a los trabajadores con empresas interesadas en contratar sus servicios. En el mercado hispanoparlante, algunos de los sitios más populares on Trabajofreelance.com, Freelancer.com, infojobs.com e Infolancer.net. Lee en Internet críticas sobre algún mercado freelance que te interese para saber si es confiable.
  2. Crea tu perfil. Abre una cuenta en el mercado freelance de tu elección. Tendrás que aclarar qué hace tu empresa, donde se localiza y cuál es su sitio web.
  3. Publica los proyectos. Tu presentación del proyecto debe ser muy clara. Explica cuál es el perfil profesional del trabajador que buscas y los criterios que seguirás para evaluar su labor. También aclara si tienes un presupuesto específico, la forma de pago que prefieres, la fecha de entrega del proyecto, el método de trabajo que prefieres. Debes decir abiertamente si el proyecto requiere empezar de inmediato, los aplicantes deben tener experiencia, un portafolio o enviar una muestra de su trabajo.
  4. Revisa los perfiles de los aplicantes. Espera que los trabajadores freelance se postulen para tu proyecto y descarta de inmediato las postulaciones que no cumplan con los requisitos que publicaste. Da prioridad a las ofertas más lúcidas, que detallen cuánto demorará cada fase del proyecto y que su presupuesto de trabajo se ajuste al tuyo. Si una oferta no es clara o te produce dudas, descártala.
  5. Comunícate con los aplicantes mejor preparados. Revisa los perfiles personales de los postulantes que te interesen. Determina quiénes son los postulantes más adecuados y contrátalos.

Cómo conseguir un trabajo freelance en internet

En los últimos años el teletrabajo ha comenzado a tomar fuerza. Muchos profesionales pueden conseguir un trabajo freelance en Internet. La mayoría de estos freelancers son diseñadores, traductores, redactores, correctores, programadores, webmasters, ingreso de datos, mercadeo y ventas, contadores, administradores, entre otros.
Para buscar un trabajo freelance en Internet, sigue estas instrucciones.

Instrucciones

  1. Ubica un mercado freelance. Para conseguir trabajo, localiza un mercado freelance. Se trata de un sitio web que pone en contacto a los freelancers con personas o compañías dispuestas a trabajar a distancia. Aunque la mayoría de ellos publican y aceptan ofertas únicamente en inglés, sitios como Trabajofreelance.com, Freelancer.com, infojobs.com o Infolancer.net atienden al público hispanoparlante. Antes de elegir un sitio para inscribirte, lee en Internet críticas sobre ese sitio para saber si es confiable.
  2. Crea tu perfil. Regístrate en el mercado freelance que elegiste y completa todos los datos. La información varía un poco de sitio en sitio, pero con seguridad tendrás que ingresar toda la información referente a tus estudios, capacitación y experiencia profesional. Quizás tengas que redactar un texto de presentación en el que detallas tus fortalezas, tus habilidades y tus objetivos profesionales. Si es pertinente en tu línea de trabajo, también tendrás que subir un portafolio con muestras de tu trabajo. Consulta la sección de ayuda del sitio y lee las recomendaciones para tener un perfil atractivo.
  3. Selecciona los proyectos. Lee cuidadosamente los proyectos disponibles y elige cuáles son los que te interesan. Asegúrate de que comprendes todas las condiciones de contratación. Si tienes alguna duda, escribe una pregunta al postulante para aclarar estas condiciones. Es importante que tus preguntas no intenten cuestionar las condiciones de contratación, pues eso deja una impresión poco profesional. Si las condiciones de contratación de un proyecto no son atractivas, simplemente descártalo.
  4. Postúlate en los proyectos que te interesen. Para conseguir un trabajo, presenta una oferta de trabajo para los proyectos que seleccionaste. Si es pertinente, explica con claridad por qué estás preparado para hacer esa labor. Prepara un presupuesto detallado, la forma de pago que prefieres y un cronograma en el que puedas concluir el trabajo. Es importante que te postules para varios proyectos a la vez, ya que de esta forma aumentas la posibilidad de ser contratado en algunos de ellos.

Cómo superar con éxito una entrevista de trabajo

En el mercado laboral de hoy, cada vez más competitivo y exigente, ya no basta sólo con tener títulos profesionales o ser poseedor de vastos conocimientos. Los reclutadores empresariales evalúan con gran escrutinio las actitudes, los gestos y las reacciones de los candidatos a un empleo con el ánimo de determinar las fortalezas y debilidades de su carácter. Muchas veces los nervios o la falta de preparación son factores que traicionan a personas idóneas, que pese a sus capacidades no consiguen quedarse con las oportunidades. Tener éxito en la entrevista de trabajo puede ser más sencillo con las siguientes recomendaciones:

  1. Aprenda a dominar la ansiedad y aprenderá a dominar sus manifestaciones corporales. Manos inquietas y tics recurrentes son mala señal para los evaluadores. Generalmente son indicios de una ansiedad mal manejada. Es natural sentirse nervioso antes y durante la entrevista, pero puede hacer una gran diferencia el que usted desarrolle con anticipación la habilidad de visualizarse como una persona tranquila que responde con serenidad. No permita que los pensamientos negativos lo saquen de concentración y lleve a cabo con regularidad ejercicios de relajación que le darán maestría en el arte de dominar emociones y cuerpo.
  2. Espere lo mejor y prepárese para lo inesperado. Buena parte de los cuestionarios de los evaluadores se compone de preguntas que no tienen que ver ni con su experiencia laboral ni con sus estudios. Resulta paradójico que las preguntas sobre los gustos, sueños y pasatiempos de los candidatos generen bloqueos o divagaciones que los hacen quedar muy mal parados. Esté preparado para ese tipo de preguntas. Reflexione sobre qué le gusta, qué espera de la vida. Exprese ante otros su opinión sobre temas de actualidad y fluya en la habilidad de dar a conocer su pensamiento. Si en medio de la entrevista surge una pregunta cuya respuesta es difícil o que le obliga a asumir una posición frente a un dilema hipotético, tómese, sin miedo, unos instantes para pensar. No sólo demostrará que es una persona reflexiva que calcula bien sus palabras sino que de paso evitará el sentirse avergonzado por una salida en falso.
  3. Dele importancia a la preparación de los detalles. El día anterior a la entrevista, dedique algunos minutos a revisar  su hoja de vida y asegúrese de que está actualizada y en orden. Evite que en sus documentos o en su propia presentación personal haya elementos superfluos y distractores. La sobriedad es el verdadero fundamento de la elegancia.
  4. Sea equilibrado en el trato hacia su entrevistador. Demuestre calidez sin incurrir en el exceso de confianza. Sea formal sin lucir acartonado. Cuando dé la mano hágalo con firmeza pero sin demostraciones de fuerza. Mire a los ojos sin intimidar y dese el espacio para sonreír si la situación naturalmente lo lleva a ello. Recuerde que estar relajado consiste principalmente en un estado de paz mental que se refleja en una posición corporal armónica.
  5. Cuando se demande de usted una respuesta, sea concreto. No dé rodeos para llegar al punto ni se salga del tema para sacar a relucir cualidades  o logros que no vienen al caso. Evite generalizar, sacando de su vocabulario palabras como siempre o nunca.
  6. Culmine su entrevista con agradecimiento  hacia la persona que lo ha evaluado aunque tenga la impresión de haber estado mucho tiempo contra las cuerdas. Recuerde que eso pudo tener como propósito conocer sus reacciones bajo presión.

Cómo hacer reuniones de trabajo eficientes

Si bien se ha dicho que el tiempo es oro, la habilidad para saber usarlo con eficiencia en la toma de decisiones tiene el valor de los diamantes. Planear y conducir con efectividad las reuniones de trabajo puede hacer una gran diferencia en la productividad personal y organizacional. He aquí cómo sacarles el máximo provecho:

  1. Haga de la planeación un hábito indispensable. En la anticipación reside una de las más poderosas claves para el éxito de las reuniones. Establezca claramente el propósito de la reunión y la agenda de los temas a tratar. Sea realista en el tiempo que tomará cada punto. No intente abarcar demasiado y si tiene mucho qué discutir es preferible que planifique varias sesiones, organizadas por temas o prioridades. Tome un instante para analizar la lista de convocados y esté seguro de quiénes deben estar y quiénes no. Envíe con tiempo la agenda a los convocados, así como los requisitos o expectativas que usted tiene respecto a ellos para que se preparen en consecuencia.Determine cuánto tiempo invertirá en cada punto y cuáles son los resultados deseables al finalizar su discusión.Incluya en su lista de chequeo para planear reuniones la verificación de elementos esenciales para llevarla a cabo: documentos, presentaciones, estadísticas, proyector, computador portátil, tablero, entre otros.
  2. Modere con amabilidad pero con firmeza. Una vez se da inicio a la reunión, asuma su rol como administrador del tiempo para que se cumplan los propósitos. Vaya al grano desde el arranque. Si es una reunión de seguimiento, empiece con un breve repaso de las conclusiones y compruebe que se han cumplido los compromisos adquiridos en la sesión previa. Usted mismo o un asistente delegado, deberán tomar notas de las ideas o acciones destacadas de la reunión en un formato sencillo que servirá de acta y resumen. Sea un facilitador flexible, con la habilidad de mantenerlos a todos enfocados en los asuntos relevantes. Si en alguno de los temas se llega a un punto de bloqueo, proporcione otra perspectiva para refrescar la conversación mediante preguntas, casos hipotéticos o simplemente recapitulando lo que sí está claro para todos.
  3. Haga sentir a los participantes que valió la pena la reunión. Finalizarla bien es sumamente importante, porque así las propuestas aterrizarán en terreno práctico. Defina quienes harán determinadas acciones y cuándo habrá resultados. Cuando sea procedente, pacte allí mismo una nueva reunión con todos los convocados. Así evitará desperdiciar tiempo en contactos separados para ponerlos de acuerdo.Finalmente, en el menor tiempo posible, hágales llegar el acta de la reunión, la cual deberá contener conclusiones, responsables, metas y posible agenda del próximo encuentro.