Archivo de la categoría: Negocios y finanzas

Cómo ganar dinero con Internet

Parece una publicidad engañosa, pero en la actualidad existen millones de personas que se ganan la vida trabajando desde su casa conectados a Internet desde su PC.
Muchas tareas que se ofrecen en la red sí son engañosas, pero existen sitios serios en todo el mundo que filtran las ofertas y es en ellos donde se pueden conseguir las mejores oportunidades laborales. A continuación le detallamos algunas formas de cómo ganar dinero con Internet.

  1. Internet ofrece la posibilidad de ganar dinero subiendo archivos a servidores para que otras personas en todas partes del mundo descarguen esta información y por cada descarga que se realiza de este archivo que hemos subido, ese servidor nos paga unos centavos (visto a pequeña escala no sería conveniente, sin embargo, los usuarios de Internet realizan millones de descargas diarias… así que si multiplicamos un centavo por un millón…). En estos casos lo importante es ofrecer material original que hayamos realizado nosotros sobre el tema que deseemos. Podemos incluso escribir un libro y publicarlo online y que se nos pague por las descargas del mismo.
  2. Hay empresas que pagan porque leamos publicidad o completemos encuestas. Si tenemos algún otro tipo de conocimiento informático más avanzado (por ejemplo si sabemos diseñar sitios web o escribimos, o somos fotógrafos) podemos conseguir trabajos  para realizar desde nuestra casa. Incluso hay puestos de trabajo online para realizar las tareas de moderador en diferentes foros. La lista sigue y es infinita.
  3. El gran primer paso que debemos dar si queremos realizar este tipo de trabajo es saber qué es lo que deseamos hacer, qué habilidades tenemos para hacerlo y cuánto tiempo disponemos para ello.
  4. Una vez que nos hemos enfocado en nuestro objetivo lo más importante en estos casos es buscar en el navegador las ofertas en este ámbito que encontremos, incluso hay sitios que nos orientan al respecto. Una de las bolsas de trabajo más  respetadas  y seguras es www.trabajofreelance.com  Uno se registra allí, y revisa según el área de especialización que tenga cuales son las ofertas disponibles. Si nos contratan, deberemos pagar al servidor una comisión mínima por el contrato que hemos ganado.
  5. También podemos crear una página en Internet alojándola en un servidor gratuito y ofrecer desde allí nuestros servicios al mundo.

Estas son solo algunas de las maneras, como lo indicamos anteriormente, que la web ofrece en un mundo virtual de posibilidades para los que buscan una posibilidad laboral a realizar desde la comodidad de su hogar.

Cómo atraer clientes para tu negocio online

No importa que tengas una gran oferta de productos en tu sitio web, si los clientes indicados no llegan a visitarla. El problema de atraer clientes para tu negocio online es determinante para asegurar tu éxito. No solo se trata de captar visitantes, sino también de ganar su confianza para que acepten comprar tu producto o servicio.
Para atraer clientes para tu negocio online, sigue estas instrucciones

Instrucciones

  1. Identifica al público de tu negocio. Para conocer a tu público, necesitas saber cuáles son las palabras que usa para buscar una página similar a la tuya. Empieza por las palabras y frases clave obvias. Luego acude a la Herramienta de Palabras Clave de Google, ingresa tus palabras clave y ubica cuáles son las palabras clave más utilizadas por los usuarios. Si tienes suerte, puedes encontrar una palabra clave utilizada por los internautas pero que no esté siendo aprovechada por la competencia. También puedes hacer búsquedas con estas palabras para ver los sitios web de la competencia. Examinar sus temas y toma nota de otras palabras clave que estén usando para posicionarse en los buscadores.
  2. Publica contenido rico en palabras clave. Para atraer clientes para tu negocio online, publica en tu sitio web contenido rico en palabras clave y optimizado para los buscadores. Una forma sencilla de atraer visitantes con tu contenido es que tu página web tenga un blog. Al publicar contenido gratuito y de calidad en tu blog, puedes posicionarte como un experto en tu área y lograr que otras páginas tengan enlaces que apunten a la tuya. Mientras más enlaces apunten a tu sitio web, te colocarás en los primeros lugares de los buscadores y será más fácil captar clientes para tu negocio online.
  3. Abre un perfil en las redes sociales. Para atraer visitantes abre una cuenta en redes sociales como Twitter y Facebook. Las redes en las que participarás dependerán de la naturaleza de tu negocio y de tu público. Si tu negocio online se dirigiera a un público de profesionales, podrías abrir una cuenta en LinkedIn. La idea también es publicar contenido relevante para tu público, con enlaces que apunten a tu sitio web.
  4. Pauta publicidad en los buscadores y las redes sociales. La forma más sencilla para atraer clientes para tu negocio online es pautar publicidad. Los precios de las pautas publicitarias en Internet son bastante bajos en comparación con los otros medios de comunicación. Hay varias modalidades: el pago por exposición, en la que se paga por mostrar el anuncio de tu página, y el pago por clic, en la que pagas cada vez que una persona clica el anuncio para visitar tu página. Además de los buscadores, también puedes aprovechar las redes sociales para pautar publicidad. Por ejemplo, Facebook te permite segmentar a tu público siguiendo varios criterios muy específicos —demográficos, geográficos, psicográficos, entre otros—. Por esta razón, en algunos casos Facebook puede ser más valioso que los buscadores para publicar tus anuncios publicitarios.

Cómo hacer un plan de marketing

El plan de marketing es un documento fundamental para la planificación eficaz de los esfuerzos de mercadeo de una empresa. Aunque su desarrollo implica un esfuerzo, la ventaja de contar con un plan de marketing consiste en que alinea a las distintas áreas para lograr los objetivos de la compañía.
Si no sabes cómo hacer un plan de marketing, sigue estas instrucciones.

Instrucciones

  1. Define tu público objetivo. Identifica a los públicos de tu producto y descríbelos con tanto detalle como te sea posible —incluyendo, si es posible, perfil demográfico, psicográfico y motivación de compra—, señalando cuáles son las necesidades que satisface su producto.
  2. Haz un análisis DOFA. Estudia las debilidades, oportunidades, fortalezas y amenazas de tu producto. Toma en consideración que las debilidades y fortalezas recogen a los factores internos mientras que las oportunidades y amenazas incluyen a los factores externos —entre ellos, la competencia y las tendencias del mercado—.
  3. Define tus objetivos de marketing. Una vez concluido el análisis, selecciona los tres elementos más relevantes y transfórmalos en los objetivos a realizar. Al redactarlos es importante que los objetivos se puedan medir. Por ejemplo, si uno de los elementos del análisis DOFA es que la empresa tiene una participación de mercado reducida, el objetivo podría ser “Aumentar la participación de mercado de la empresa en un 15%”.
  4. Convierte tus objetivos en estrategias. Las estrategias de mercadeo que describirás deben buscar cumplir con los objetivos que señalaste. Todos los elementos de la mezcla de mercadeo (producto, precio, promoción y distribución) tendrán que ajustarse para la ejecución de la estrategia. Por ejemplo, si para aumentar la rentabilidad la empresa decide lanzar un nuevo producto al mercado, tendrá que desarrollar una campaña publicitaria, definir un precio especial y el canal de distribución de acuerdo con el público objetivo.
  5. Desarrolla un presupuesto. Sin importar su tamaño, ninguna compañía dispone recursos infinitos para el mercadeo, por lo que tus estrategias deben estar supeditadas al presupuesto disponible de la empresa. Realiza una estimación de los costos de todo lo que tendrá que hacer el departamento de Marketing para la ejecución del plan. El presupuesto debe incluir los costos de las pautas publicitarias, investigación de mercado, organización de eventos, creación de un sitio web, entre otros.
  6. Ejecuta, evalúa y reajusta. Divide las estrategias en etapas y establece un cronograma para cada una de ellas. Establece mecanismos para evaluar si se están alcanzando los objetivos del plan de marketing y así hacer los ajustes necesarios si estos no se están logrando. Además, cada acción del plan debe quedar en manos de una persona responsable.