Cómo saber si nuestra PC tiene un Spyware o Virus

Puede que nuestra PC este funcionando perfectamente, estamos conectados a Internet y de repente se apaga, o por franjas horarias se vuelve demasiado lenta y no podemos acceder a ninguna página. Verificamos que nuestro servicio de Internet funciona correctamente, nuestro antivirus no muestra ninguna invasión  y quedamos desconcertados pero dudando sobre la presencia de un intruso en el equipo.
Cómo saber si nuestra PC tiene Spyware o Virus es muy sencillo y existen un método poco ortodoxo que en simples pasos nos da la respuesta:

  1. Verificamos que no tengamos en el margen inferior derecho del monitor, al lado de donde nos figura la hora en el sistema ningún programa P2P ejecutándose (Ares, Kazaa, E Mule entre otros). Si los tuviésemos, debemos cerrarlos inmediatamente.
  2. Ahora seguiremos la siguiente ruta en nuestro sistema en el caso de Tener instalado el Windows XP: C:\Documents and Settings\Administrador, allí deberíamos de encontrarnos con varias carpetas, unas de color bien nítido y otras como marcas de agua. Una de estas carpetas se llama Configuración local.
  3. Si no podemos ver esta carpeta deberemos ir a la solapa superior del explorador del sistema a la opción HERRAMIENTAS  y allí ingresamos en OPCIONES DE CARPETA, en la solapa VER debemos tildar MOSTRAR TODOS LOS ARCHIVOS Y CARPETAS OCULTOS. Si después de hacer esto nuestra PC no nos muestra la carpeta Configuración local, es porque hay un Spyware o Virus en nuestro sistema más allá de que nuestro antivirus no lo haya detectado, por lo que deberemos consultar con un técnico.
  4. El ventilador de la PC queda encendido aún cuando el equipo está apagado. Esta puede ser una señal de virus o de un malfuncionamiento del sistema de enfriamiento, por lo que hay que estar muy atentos.
  5. Problemas de encendido o de apagado de la PC. Debemos prestar atención si es que demora muchísimo en encender o apagar.
  6. Hay algunos programas anti-malware que nos pueden ayudar mucho a detectar estas amenazas, por ejemplo la versión gratuita de en malwarebytes.org ha sido la que mejora ha funcionado hasta el momento.

Cómo aprender inglés

El mundo actual es prácticamente un mundo bilingüe, en el que el inglés es el idioma internacional. Si eres un estudiante de bachillerato, universitario o de postgrado, seguramente tendrás que leer textos en este idioma. Aprender inglés te ayudará al hacer investigaciones para tus estudios, para tu trabajo o para viajar.
Si no sabes cómo aprender inglés, sigue estas instrucciones.

Equipamiento

  • 1 DVD de una serie de televisión subtitulada en español o inglés
  • 1 diccionario monolingüe
  • 1 amigo que esté aprendiendo el idioma
  • Artículos periodísticos en inglés
  • Libros en inglés: novelas, historia o ensayos

Instrucciones

  1. Comienza un curso de inglés. La forma más sencilla para aprender inglés es estudiarlo formalmente en algún instituto. Ya sea de forma presencial o en línea, estudiar inglés te permitirá adquirir las habilidades necesarias para aprender este idioma poco a poco y poder hablarlo con fluidez.
  2. Mira un programa de televisión en inglés. Para aprender inglés tienes que escuchar conversaciones en este idioma. En Internet y en televisión por cable hay una gran variedad de series en inglés subtituladas al español. Haz el esfuerzo de escuchar lo que dicen los personajes y no leer tanto los subtítulos. Si es posible, mira programas con subtítulos en inglés y luego míralos con subtítulos en español para aclarar cualquier duda que te pueda generar alguna expresión o vocabulario desconocidos.
  3. Lee textos en inglés diariamente. Leer en varios textos periodísticos todos los días te permitirá ampliar tu vocabulario y familiarizarte con el idioma. Para aprender inglés lee 3 noticias y artículos periodísticos en Internet. Los periódicos y agencias de noticias más reconocidos tienen recursos dirigidos al público que tiene el inglés como segunda lengua. Uno de los más recomendables es el Servicio Mundial de la BBC, pues tiene noticias redactadas en inglés fácil. En cambio el New York Times tiene un diccionario monolingüe de inglés para sus lectores no angloparlantes.
  4. Lee un libro en inglés cada mes. Leer un libro será una labor más exigente que la lectura de textos breves y te permitirá aprender un inglés más complejo que las conversaciones coloquiales. Es mejor que leas novelas, libros de historia o de divulgación. Evita los libros de filosofía o de temas científicos abstrusos, pues la dificultad lingüística te impedirá comprender un tema muy complejo.
  5. Lleva un diario. Inicia un diario para practicar la redacción de ideas en inglés. Evita usar oraciones con estructuras sintácticas muy complejas. Si es muy difícil redactar para ti, conserva tus frases muy simples manteniendo la secuencia sujeto, verbo, predicado.
  6. No traduzcas. En tus lecturas utiliza un diccionario inglés-inglés. Aunque te será difícil al comienzo, esto impulsará mucho tu aprendizaje del idioma. Para aprender inglés debes desprenderte del español y acostumbrarte a pensar en este idioma. Usa un diccionario inglés-español cuando no te quede ningún otro recurso para comprender una palabra o un término técnico.
  7. Habla con un amigo. Practica el idioma conversando con algún amigo que quiera aprender inglés. Si es necesario, habla con lentitud para que puedas pronunciar correctamente y expresar tus ideas con claridad. Si puedes hacer un amigo que sea un hablante nativo de inglés, mejor todavía.
  8. Escucha un programa de radio en inglés. Cuando ya tengas práctica mirando películas en inglés, el próximo paso es escuchar la radio, pues acá no tendrás ninguna otra pista para comprender las palabras que el mismo sonido. Para aprender inglés, puedes escuchar el servicio mundial de la BBC en inglés o algún programa de la Radio Pública Nacional de Estados Unidos.

Cómo hacer un blog

Un blog es un sitio web dinámico, en el que el autor publica textos diariamente o con mucha frecuencia y los lectores pueden dejar comentarios con sus opiniones.
Aunque en un principio su uso primordial era como diario —blog proviene de la expresión en inglés web log, que significa diario electrónico—, en la actualidad muchas empresas e instituciones tienen un blog para poder comunicarse con sus públicos y expresar sus opiniones sobre diferentes temas.
Si no sabes cómo hacer un blog, sigue estos pasos para publicarlo rápidamente

  1. Elige un tema. Si deseas hacer un blog, primero tienes que pensar cuál será el tema. Mira otros blogs similares al que te gustaría tener y fíjate cuáles son los enfoques que tienen en común. Elige un enfoque que te distinga de los demás.
  2. Busca una plataforma y abre una cuenta. En Internet hay una gran variedad de plataformas de blogs gratuitas. Selecciona la plataforma que utilizarás según el nivel de conocimientos que requieras para manejarla y regístrate en ella. Si lo que te interesa es escribir tus entradas, sin perder mucho tiempo en la configuración del blog, Tumblr o Blogger pueden ser las adecuadas para ti. Si te interesa que tu blog tenga un aire más profesional, WordPress puede ser la mejor elección.
  3. Dale un nombre al blog. Para hacer un blog tendrás que escribir un nombre para él. Busca un nombre que sea original, fácil de recordar y, de ser posible, que sugiera de inmediato cuál es tu enfoque o visión del tema que tratarás en el blog.
  4. Selecciona una plantilla. Antes de terminar el registro, tendrás que elegir una plantilla gráfica para tu blog. Las plataformas de blogs ponen a tu disposición una gran variedad de plantillas gratis. Al elegir una plantilla decidirás cómo se verá tu blog, dónde se localizarán las fotografías, si te gustaría que tuviera varias columnas o varias pestañas.
  5. Configura las opciones de privacidad del blog, como por ejemplo, si quieres que se muestre tu nombre y tu dirección de correo electrónico. Decide si se tratará de un blog estrictamente privado —al que el público tendrá acceso únicamente a través de una invitación— o si será público. También puedes configurar en esta etapa si aceptas comentarios de los lectores y si los moderarás antes de que salgan publicados.
  6. Publica tus entradas. Ya puedes escribir tu texto y comenzar a publicar. Una vez que termines, el blog estará listo para ser visitado inmediatamente.

Cómo atraer clientes para tu negocio online

No importa que tengas una gran oferta de productos en tu sitio web, si los clientes indicados no llegan a visitarla. El problema de atraer clientes para tu negocio online es determinante para asegurar tu éxito. No solo se trata de captar visitantes, sino también de ganar su confianza para que acepten comprar tu producto o servicio.
Para atraer clientes para tu negocio online, sigue estas instrucciones

Instrucciones

  1. Identifica al público de tu negocio. Para conocer a tu público, necesitas saber cuáles son las palabras que usa para buscar una página similar a la tuya. Empieza por las palabras y frases clave obvias. Luego acude a la Herramienta de Palabras Clave de Google, ingresa tus palabras clave y ubica cuáles son las palabras clave más utilizadas por los usuarios. Si tienes suerte, puedes encontrar una palabra clave utilizada por los internautas pero que no esté siendo aprovechada por la competencia. También puedes hacer búsquedas con estas palabras para ver los sitios web de la competencia. Examinar sus temas y toma nota de otras palabras clave que estén usando para posicionarse en los buscadores.
  2. Publica contenido rico en palabras clave. Para atraer clientes para tu negocio online, publica en tu sitio web contenido rico en palabras clave y optimizado para los buscadores. Una forma sencilla de atraer visitantes con tu contenido es que tu página web tenga un blog. Al publicar contenido gratuito y de calidad en tu blog, puedes posicionarte como un experto en tu área y lograr que otras páginas tengan enlaces que apunten a la tuya. Mientras más enlaces apunten a tu sitio web, te colocarás en los primeros lugares de los buscadores y será más fácil captar clientes para tu negocio online.
  3. Abre un perfil en las redes sociales. Para atraer visitantes abre una cuenta en redes sociales como Twitter y Facebook. Las redes en las que participarás dependerán de la naturaleza de tu negocio y de tu público. Si tu negocio online se dirigiera a un público de profesionales, podrías abrir una cuenta en LinkedIn. La idea también es publicar contenido relevante para tu público, con enlaces que apunten a tu sitio web.
  4. Pauta publicidad en los buscadores y las redes sociales. La forma más sencilla para atraer clientes para tu negocio online es pautar publicidad. Los precios de las pautas publicitarias en Internet son bastante bajos en comparación con los otros medios de comunicación. Hay varias modalidades: el pago por exposición, en la que se paga por mostrar el anuncio de tu página, y el pago por clic, en la que pagas cada vez que una persona clica el anuncio para visitar tu página. Además de los buscadores, también puedes aprovechar las redes sociales para pautar publicidad. Por ejemplo, Facebook te permite segmentar a tu público siguiendo varios criterios muy específicos —demográficos, geográficos, psicográficos, entre otros—. Por esta razón, en algunos casos Facebook puede ser más valioso que los buscadores para publicar tus anuncios publicitarios.

Cómo hacer un plan de marketing

El plan de marketing es un documento fundamental para la planificación eficaz de los esfuerzos de mercadeo de una empresa. Aunque su desarrollo implica un esfuerzo, la ventaja de contar con un plan de marketing consiste en que alinea a las distintas áreas para lograr los objetivos de la compañía.
Si no sabes cómo hacer un plan de marketing, sigue estas instrucciones.

Instrucciones

  1. Define tu público objetivo. Identifica a los públicos de tu producto y descríbelos con tanto detalle como te sea posible —incluyendo, si es posible, perfil demográfico, psicográfico y motivación de compra—, señalando cuáles son las necesidades que satisface su producto.
  2. Haz un análisis DOFA. Estudia las debilidades, oportunidades, fortalezas y amenazas de tu producto. Toma en consideración que las debilidades y fortalezas recogen a los factores internos mientras que las oportunidades y amenazas incluyen a los factores externos —entre ellos, la competencia y las tendencias del mercado—.
  3. Define tus objetivos de marketing. Una vez concluido el análisis, selecciona los tres elementos más relevantes y transfórmalos en los objetivos a realizar. Al redactarlos es importante que los objetivos se puedan medir. Por ejemplo, si uno de los elementos del análisis DOFA es que la empresa tiene una participación de mercado reducida, el objetivo podría ser “Aumentar la participación de mercado de la empresa en un 15%”.
  4. Convierte tus objetivos en estrategias. Las estrategias de mercadeo que describirás deben buscar cumplir con los objetivos que señalaste. Todos los elementos de la mezcla de mercadeo (producto, precio, promoción y distribución) tendrán que ajustarse para la ejecución de la estrategia. Por ejemplo, si para aumentar la rentabilidad la empresa decide lanzar un nuevo producto al mercado, tendrá que desarrollar una campaña publicitaria, definir un precio especial y el canal de distribución de acuerdo con el público objetivo.
  5. Desarrolla un presupuesto. Sin importar su tamaño, ninguna compañía dispone recursos infinitos para el mercadeo, por lo que tus estrategias deben estar supeditadas al presupuesto disponible de la empresa. Realiza una estimación de los costos de todo lo que tendrá que hacer el departamento de Marketing para la ejecución del plan. El presupuesto debe incluir los costos de las pautas publicitarias, investigación de mercado, organización de eventos, creación de un sitio web, entre otros.
  6. Ejecuta, evalúa y reajusta. Divide las estrategias en etapas y establece un cronograma para cada una de ellas. Establece mecanismos para evaluar si se están alcanzando los objetivos del plan de marketing y así hacer los ajustes necesarios si estos no se están logrando. Además, cada acción del plan debe quedar en manos de una persona responsable.

Cómo limpiar los zapatos de gamuza

La gamuza es un material muy delicado, ya que es propenso a mancharse o a sufrir raspones. Por esta razón, es necesario limpiar la gamuza cada cierto tiempo para que se mantenga como nueva.
Si no sabes cómo limpiar los zapatos de gamuza, sigue estas instrucciones
.

Equipo

  • Un par de zapatos de gamuza
  • 1 lata de spray limpiador de gamuza
  • 1 cepillo para gamuza
  • 1 borrador de lápiz
  • 1 paño limpio
  • 2 hormas de madera o papel periódico

Instrucciones

  1. Seca el zapato si está húmedo. Si el zapato se moja, evita las manchas de agua humedeciendo ligeramente toda la superficie del zapato con un cepillo húmedo. Luego absorbe el exceso de humedad usando un paño seco. Para limpiar los zapatos de gamuza, estos deben estar completamente secos. Déjalos secar con una horma de madera que absorba la humedad. Si no tienes una, sustitúyela con papel periódico. De esta forma, el calzado no se encogerá o se estirará durante el secado.
  2. Elimina las manchas del zapato. Con el cepillo limpia la gamuza peinándola en una sola dirección para eliminar las manchas y la suciedad adheridas. Si alguna mancha no se desprende con el cepillo, frótala con el borrador hasta que desaparezca.
  3. Quita los raspones con una cuchilla. Si el zapato tiene un raspón profundo que no se elimina peinando la superficie con el cepillo, pásale el filo de una cuchilla para alisar y emparejar la superficie. Haz esta operación con delicadeza.
  4. Aplica el spray limpiador sobre los zapatos. Agita el spray y aplícalo por todo el calzado hasta que quede totalmente húmedo. Luego pásale el paño limpio para eliminar cualquier rastro de suciedad. Para limpiar los zapatos de gamuza, frota uniformemente con el paño toda la superficie del calzado para evitar manchas del limpiador. Deja secar los zapatos con la horma o el papel periódico. Por último, cepíllalos una vez más para mejorar la textura del material.

Cómo organizar unas vacaciones económicas

La organización de unas vacaciones baratas es más un arte que una ciencia. No obstante, es un arte que puede aprenderse con facilidad. Todos los viajeros exitosos apelan con frecuencia a las mismas prácticas para ahorrar dinero que, de otro modo, gastarían innecesariamente
Si no sabes cómo organizar unas vacaciones económicas, sigue estas instrucciones.

Instrucciones

  1. Viaja en grupo. Puedes tener unas vacaciones más baratas si tienes la oportunidad de viajar con otras personas —familiares o amigos— que puedan ayudarte a cubrir el alojamiento, sobre todo si en lugar de hospedarse en un hotel alquilan un apartamento o una casa para las vacaciones. La ventaja de esta opción es que puedes ahorrar más dinero con la alimentación, ya que te permite la posibilidad de cocinar.
  2. Evita las grandes aglomeraciones de turistas. Para tener unas vacaciones económicas, sal de viaje durante la temporada baja, de modo que encuentres más ofertas y precios más bajos. Otra opción es viajar a un destino poco frecuentado por los turistas.
  3. Reserva tu vuelo con antelación. Compra tu vuelo con varios meses de anticipación. Adquiérelo a través de alguna agencia de viajes online —como Rumbo.com, Despegar.com o Kayak.com—, ya que puedes buscar vuelos en una gran variedad de aerolíneas y comparar precios. Además, estos sitios constantemente publican ofertas para tener unas vacaciones económicas.
  4. Compra un paquete todo incluido. Si no eres una persona muy recursiva, lo mejor que puedes hacer es comprar un paquete con gastos de hospedaje y alimentación incluidos. De esta forma, puedes controlar mejor los gastos de tu viaje.

Cómo bajar de peso sin hacer ejercicio

En los últimos años los nutricionistas e concentran en enseñar a comer sanamente a los pacientes que en lugar de hacer una dieta. Pues, una vez que una persona adelgaza y abandona la dieta, puede volver a subir de peso rápidamente.
Si no sabes cómo bajar de peso, la clave está en ingerir menos calorías que las que el metabolismo consume para mantenerse funcionando. Solamente respirando quemas más calorías que haciendo ejercicio.
Para bajar de peso sin ejercitarte, sigue estas instrucciones.

Instrucciones

  1. No mezcles los carbohidratos con alimentos ricos en grasas. El proceso metabólico que permite al cuerpo digerir las harinas y los alimentos ricos en azúcares inhiben los procesos para la expulsión de las grasas del cuerpo. Por esta razón, cuando se mezclan carbohidratos con grasas —como en una pizza o en un helado, por ejemplo—, el cuerpo absorbe toda la grasa de ese alimento. Para adelgazar, come proteínas y vegetales con carbohidratos o grasas en una misma comida, pero no con ambos. Después de comer carbohidratos, espera 2 horas para consumir grasas. Mientras que si consumes grasas, espera 4 horas para consumir carbohidratos y no engordar.
  2. Come proteínas en el desayuno. Para adelgazar y evitar que consumas alguna comida que te engorde, lo más recomendable es que comas proteínas en la mañana. Un desayuno fuerte —con alguna tortilla o algún sándwich de jamón o carne— te producirá una sensación de saciedad que te acompañará a lo largo del día. Ocasionalmente, puedes permitirte a esta hora consumir algún alimento que contenga carbohidratos y grasas. Esto se debe a que esas calorías las quemarás a lo largo del día.
  3. Come ligero al final del día. La hora de la cena no es apropiada para una comida muy pesada. Ya que en la noche el ritmo circadiano está más bajo en preparación para el sueño, todas las grasas consumidas en esta comida pasan directamente a la cintura. Por esta razón, la cena es la comida que realmente engorda. Para bajar de peso, a esta hora evita las harinas, las carnes rojas, las grasas y los quesos. Más bien consume pollo o pescado con vegetales, alguna ensalada o frutas.

Cómo comprar en Internet con seguridad

Las compras en Internet se han ido incorporando a la vida diaria de muchas personas. Sin embargo, son pocos los que conocen las medidas de seguridad para protegerse contra el fraude o el robo de identidad en la Red.
Si no sabes cómo comprar en Internet con seguridad, sigue las instrucciones de esta guía.

Instrucciones

  1. Confirma la reputación del sitio. Antes de comprar en Internet el producto o servicio que te interesa, realiza una pequeña investigación sobre la tienda electrónica donde harás la compra. Es mejor que compres solamente en tiendas con varios años funcionando, que cuenten con una reputación sólida y un departamento de atención al cliente eficaz.
  2. Usa una tarjeta de crédito o tarjeta prepagada. Al momento de hacer una compra, usa tu tarjeta de crédito. Los bancos ofrecen una protección mayor si ocurre un fraude con tu tarjeta de crédito que cuando se trata de una tarjeta de débito. Además, en caso de fraude, puede que vacíen tu cuenta bancaria con tu tarjeta de débito antes de que te des cuente de que hay un problema. Si tu banco ofrece el servicio, incluso es mejor comprar con una tarjeta prepagada, de modo que si sucede lo peor, solamente perderás el dinero que tenías cargado en la tarjeta.
  3. Utiliza algún proveedor de pago electrónico. Si la tienda electrónica lo acepta, paga con algún servicio de pago electrónico como Paypal o Amazon Payments. De esta forma, puedes pagar usando tu tarjeta de crédito o tu cuenta bancaria, sin ingresar tu información personal en un sitio web desconocido.
  4. Haz tus compras en una computadora segura. No hagas tus compras por Internet desde una computadora pública, ubicada en un cibercafé. No sabes qué clase de virus o spyware tiene ese equipo. Utiliza la computadora de tu casa, será más seguro.
  5. Compra en un sitio web que proteja tus datos. Al momento de ingresar tus datos, busca tres signos concretos de que el servidor de la página es seguro. En la barra de direcciones, confirma que en lugar de http: dice https:. Confirma que aparece un candado, al final de la barra de direcciones o en la parte inferior derecha de la ventana de tu navegador. Busca logos de empresas que acrediten que la página protege la información personal de sus clientes. Los más famosos son los de TRUSTe, Verisign y BBBOnline. Haz clic en ellos para confirmar que son legítimos.
  6. Usa una contraseña diferente. Con frecuencia, para comprar en Internet la tienda electrónica te pide que abras una cuenta. Entonces usa una contraseña especial únicamente para este caso. Tu contraseña debe ser fuerte, es decir, tener 14 caracteres de extensión y combinar letras mayúsculas, minúsculas, números y, si la página lo permite, signos de puntuación y otros caracteres como #,~, >, etc.

Cómo descargar los drivers de tus dispositivos

Con el paso del tiempo, los fabricantes publican patches o drivers más actualizados que solucionan problemas de funcionamiento de los equipos informáticos. Esto implica que necesitas descargar los drivers de tus dispositivos para poder mantener tu computadora y los periféricos funcionando correctamente.
Si no sabes cómo descargar los controladores desde el sitio web del fabricante del producto, sigue estas instrucciones.

Equipamiento

  • Conexión a Internet
  • Modelo y número de serie del equipo

Instrucciones

  1. Ubica el modelo del hardware y el número de serie. Localiza estos datos para poder identificar con precisión el producto que quieres actualizar. Con frecuencia, esta información se encuentra en el hardware mismo y el número de serial está indicado en una etiqueta adherida por el fabricante. Si la información no se encuentra en el producto, también puedes localizarla en la caja del equipo.
  2. Accede al sitio web del fabricante. Entra a la página web del fabricante y localiza la página dedicada a soporte y actualización de los drivers. Ingresa el modelo del producto y el número de serie. El sitio te mostrará cuáles son los drivers para ese equipo.
  3. Localiza los drivers apropiados y descárgalos. En los drivers disponibles para el equipo, selecciona los más apropiados para tu computadora. Confirma primero cuáles son los controladores que trabajan con tu sistema operativo. Si usas Windows, quizás tengas que confirmar si usas la versión de 32 bits o la de 64 bits en el menú Inicio, haciendo clic con el botón derecho en Equipo. Luego, confirma cuáles son los drivers más recientes y descárgalos. Coloca como carpeta de destino tu Escritorio, de modo que puedas localizar el archivo fácilmente.
  4. Instala el driver. Consulta en el sitio web del fabricante si requieres de algunas instrucciones o precauciones especiales para instalar el controlador. Si no es así, bastará hacer doble clic para empezar la instalación, si la descarga es de un solo archivo. Si se trata de un archivo comprimido, tienes que descomprimirlo primero antes de realizar la instalación.