Archivo de la etiqueta: blog

Cómo hacer un blog

Un blog es un sitio web dinámico, en el que el autor publica textos diariamente o con mucha frecuencia y los lectores pueden dejar comentarios con sus opiniones.
Aunque en un principio su uso primordial era como diario —blog proviene de la expresión en inglés web log, que significa diario electrónico—, en la actualidad muchas empresas e instituciones tienen un blog para poder comunicarse con sus públicos y expresar sus opiniones sobre diferentes temas.
Si no sabes cómo hacer un blog, sigue estos pasos para publicarlo rápidamente

  1. Elige un tema. Si deseas hacer un blog, primero tienes que pensar cuál será el tema. Mira otros blogs similares al que te gustaría tener y fíjate cuáles son los enfoques que tienen en común. Elige un enfoque que te distinga de los demás.
  2. Busca una plataforma y abre una cuenta. En Internet hay una gran variedad de plataformas de blogs gratuitas. Selecciona la plataforma que utilizarás según el nivel de conocimientos que requieras para manejarla y regístrate en ella. Si lo que te interesa es escribir tus entradas, sin perder mucho tiempo en la configuración del blog, Tumblr o Blogger pueden ser las adecuadas para ti. Si te interesa que tu blog tenga un aire más profesional, WordPress puede ser la mejor elección.
  3. Dale un nombre al blog. Para hacer un blog tendrás que escribir un nombre para él. Busca un nombre que sea original, fácil de recordar y, de ser posible, que sugiera de inmediato cuál es tu enfoque o visión del tema que tratarás en el blog.
  4. Selecciona una plantilla. Antes de terminar el registro, tendrás que elegir una plantilla gráfica para tu blog. Las plataformas de blogs ponen a tu disposición una gran variedad de plantillas gratis. Al elegir una plantilla decidirás cómo se verá tu blog, dónde se localizarán las fotografías, si te gustaría que tuviera varias columnas o varias pestañas.
  5. Configura las opciones de privacidad del blog, como por ejemplo, si quieres que se muestre tu nombre y tu dirección de correo electrónico. Decide si se tratará de un blog estrictamente privado —al que el público tendrá acceso únicamente a través de una invitación— o si será público. También puedes configurar en esta etapa si aceptas comentarios de los lectores y si los moderarás antes de que salgan publicados.
  6. Publica tus entradas. Ya puedes escribir tu texto y comenzar a publicar. Una vez que termines, el blog estará listo para ser visitado inmediatamente.

Cómo escribir entradas de blog que cautiven

Sin restricciones de tiempo ni preocupaciones de espacio todo parecería indicar que en Internet no hay que preocuparse por los límites. El papel virtual parece infinito. No obstante, en la red, donde todo es medible, los estudios han demostrado que los internautas tienen hábitos de lectura y consulta muy diferentes a los que asumen frente a medios tradicionales como televisión o prensa. La posibilidad de saltar rápido de un lugar a otro, obliga a quienes escriben blogs a ser más eficientes y breves en su estilo de comunicación. Las siguientes pautas le serán muy útiles para lograr ser más leído y mejor recibido.

  1. Piense bien el título de su entrada. Seleccione cuidadosamente sus palabras teniendo claro que en estas primeras líneas sus lectores deciden si se quedan o se van. Además, el título es determinante en el posicionamiento del artículo en los motores de búsqueda, por lo cual es importante pensar en términos de palabras claves.
  2. Haga de su primer párrafo algo memorable. Empiece contando una historia que atrape, lance un dato sorprendente, haga que su lector abra los ojos. Evite las frases comunes y fáciles que producen bostezos.
  3. Escriba de forma breve y simple. Exprese ideas en párrafos cortos y sin palabras rebuscadas. Cuanto más rápido fluyan sus ideas en el texto, más posibilidades tiene de conservar la fidelidad de sus lectores. La entrada ideal tiene un máximo de 400 palabras, entre las cuales debe incluir palabras relevantes para escalar posiciones en los resultados de las búsquedas.
  4. Ofrezca más hechos que opiniones. En lo posible, respalde todo lo que diga e indique fuentes de verificación para sus afirmaciones. Esto sin duda reforzará su credibilidad.
  5. Sugiera complementos para su texto, bien sea de su propio blog o también de fuentes externas.
  6. En lo posible, anuncie o insinúe antes del final un posible desarrollo de lo que sigue, a fin de que sus lectores estén atentos a su próximo artículo.
  7. Finalmente, revise con mucho cuidado su redacción y su ortografía. Si es posible, deje su texto en remojo. Cuando pasa algún tiempo y vuelve a leer lo escrito descubre errores que se le pasaron o mejores formas de expresar lo dicho.